Gracias por su mensaje

Contacto Llaurant La Llum
Email
Asunto
Mensaje
Cuanto es dos mas dos? (escriba en numero)

La Comunidad Terapéutica y la dependencia del Alcohol

LA COMUNIDAD TERAPEUTICA Y LA DEPENDENCIA DEL ALCOHOL

Josep-Vt Dasí i Aloi. Médico especialista en Medicina Familiar i Comunitaria.

Máster en Drogodependencias i SIDA. Máster en Terapia Familiar Sistémica.

Máster en Medicina del Ejercicio Físico y del Deporte.

 

Algunas cosas, no tantas, han cambiado en el enfoque del tratamiento de las drogodependencias, pero afortunadamente las cuestiones de principio, los aspectos esenciales siguen manteniendo su vigencia pese a, o gracias al paso de los años que han demostrado que los problemas humanos básicos están detrás - o debajo, como se prefiera - de la mayoría de las dificultades con las que se han enfrentado los hombres y mujeres de todos los tiempos.

Y ¿ cuales son esos problemas humanos básicos o esenciales de que hablo?. La soledad, la infelicidad, el ansia desmedida de poder, la ambición excesiva, la envidia, la falta de madurez, la disfunción familiar, el desamor, las enfermedades de todo tipo, etc..

En nuestra sociedad "civllizada actual", que nos ofrece prácticamente de todo -ropa, casas, coches, mil utensilios, sexo, drogas, juego, etc.-, esas problemáticas se ven aderezadas con el ansia de tener, de poseer, de consumir de una forma inmadura e irreflexiva como alternativa para ocultar, olvidar, disimular todos los déficits personales que hemos ido acumulando a lo largo de nuestra vida.

Realmente estamos ante un desafío personal imponente y por ello no podemos engañarnos pensando que con 4 pastillas o con 4 sesiones con nuestro médico o psicólogo se va a resolver el problema. Tenemos que ser honestos con nosotros mismos y afrontar los problemas con seriedad.

¿ Y cuál es la alternativa más seria para afrontar los problemas derivados del consumo de alcohol y del resto de sustancias tipificadas como drogas ? Sin duda la Comunidad Terapéutica (CT). ¿ Cualquier Comunidad Terapéutica sirve ? Evidentemente hay unas que funcionan mejor que otras y que pueden ofrecer mejores servicios (más personal, mejores instalaciones, mejor ratio profesionales/usuarios) Por ello he hablado al comienzo de cuestiones de principio, como la ética en nuestro trabajo, la flexibilidad en nuestra praxis y el rigor en el tratamiento.

Es curioso que un recurso tan potente para el abordaje de las drogodependencias como la Comunidad Terapéutica sea tan poco conocido incluso entre el ámbito sanitario. ¿ Porqué es un recurso tan potente ? Porque se trata de un recurso socio-sanitario y educacional "full time", a tiempo completo, que permitirá la cobertura y contención máxima frente a la desbordante problemática de las drogodependencias, es decir, que la CT es aquella estructura asistencial que toma enteramente a su cargo al drogodependiente en toda su globalidad.

Esta característica hace que la persona que ingresa en Comunidad realmente se sienta como formando parte de una gran familia, porque lo que realmente hace diferente a la CT del resto de recursos es la impoftancia de 1o afectivo, porque el trabajo emocional con este tipo de pacientes no es que sea importante, es que resulta imprescindible. Por ello, el trabajo y el proceso psico-socio-terapéutico, por ser de los más exigentes y apasionantes, ofrece los mejores resultados si 1o comparamos con el resto de recursos.

Aunque en USA ya había experiencias de tratamiento de alcohólicos en CT de varios meses de duración con resultados positivos desde los años 50, en nuestro país se creaban las primeras CT 20 años más tarde, pero para ingresar sólo a heroinómanos.

Había reticencias para el tratamiento de alcohólicos puros en comunidad, aún más si era gente mayor que se pensaba chocarían con los mucho más jóvenes consumidores de coca y heroína. Nuestro resultado, después de 15 años de los primeros casos, fue de una adaptación extraordinaria del alcohólico de cualquier edad al tratamiento y de unas relaciones "entre colectivos" no sólo sin ningún tipo de conflictos, sino que me atrevería a decir que complementarias.

Desde hace décadas sabemos que un tratamiento mínimamente eftcaz debe superar los 3 meses de internamiento, situándose la duración óptima entre los 6-12 meses, aunque raramente el tiempo en comunidad se alarga más allá de los 6 meses. Las personas que completan un programa en comunidad presentan menos recaídas y mejores resultados que cualquier otro programa de tratamiento.

Éste, clásicamente se divide en 3 fases: 1 / Aislamie nfo 2l Deshabitua ción 3 I Reinserción, de duración variable dependiendo de la situación particular de cada caso. Nosotros añadimos una cuarta fase, de seguimiento tras el alta, que incluye todos los ingredientes de las fases anteriores (psicoterapia individual, de grupo, control de drogas de abuso en orina y sesiones con la familia) que es tan importante como las anteriores, porque representa la consolidación de un proceso que ha representado mucho esfuerzo y mucha implicación por parle de todos.

A la primera fase, que a veces lleva aparejadala deintoxicación, se le suele otorgar una importancia exagerada, probablemente por el miedo a la asociación del síndrome de abstinencia con el sufrimiento, un hecho que desde hace años, con las medidas farmacológicas adecuadas ya no se presenta. Superado el síndrome de abstinencia, el papel del médico pierde protagonismo para trasladarlo al equipo formado por psicólogoeducador.

Es en la segunda fase o de deshabituación, en donde la terapia cognitiva, mediante la identificación y modihcación de los patrones de pensamiento desadaptativos, permitirá reducir y eliminar tanto los sentimientos como la conducta negativos, entre ellos el consumo de alcohol.

En la tercera fase, de reinserción, se insiste en aquellos aspectos prácticos-trabajo, ocio, familia, etc.- que importa optimizar para acercarse a la abstinencia estable.

La lerapia grupal es uno de los pilares de nuestra Comunidad Terapéutica desde hace más de 20 años. La terapia grupal debe ser una experiencia de apoyo, terapéutica y educativa que proporciona a los pacientes la posibilidad de identificarse con otros que están pasando por problemas similares, comprender la influencia del consumo de drogas en sus vidas y aprender a comunicar las propias necesidades y sentimientos de una forma más adaptada.

Terapia familiar. La disfunción familiar y de pareja, caracterizada por el deterioro de la comunicación entre los componentes de la familia y por la incapacidad de establecer límites apropiados, se relaciona con un mal resultado del tratamiento a corto, medio y largo plazo en cualquier tipo de pacientes. Los objetivos de la terapia familiar, cuyas sesiones de periodicidad mensual tienen lugar en el propio Centro desde principios de los 90, incluyen el apoyo familiar a la abstinencia, la información acerca de las actitudes actuales del paciente respecto al consumo, la evolución en el programa terapéutico, la relación con el resto de usuarios y la adaptación sociolaboral. También es útil, para conocer mejor el funcionamiento familiar, la caracterización psicológica de cada miembro y para desarrollar compromisos de conducta que ayuden a prevenir las recaídas. Es una praxis habitual de nuestro recurso mantener siempre abiertas las vías de comunicación sobre cuestiones familiares y sobre cualquier temática que pueda ser de interés para los objetivos propuestos, entre ellos la coordinación con los diferentes recursos, públicos o privados, existentes.

 

 

Centros de desintoxicación  |   Tratamiento alcoholismo  |   Tratamiento Cocaína  |   Tratamiento Cannabis  |   Tratamiento Heroína  |   Tratamientos Drogas  |   Tratamiento ludopatía  |   Tratamiento adicción Nuevas tecnologías  |   Tratamiento Compras compulsivas  |   Adicción al sexo

Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter